3 de octubre de 2016

Una vez más Asociación Roncalli-Juan XXIII y BANPRO ayudaron a que se hiciera realidad el sueño de la familia Velásquez Meza, un matrimonio con más de 18 años luchando por tener su vivienda.

Katty Meza es asesora de ventas y Augusto Velásquez agente aduanero. Ambos llegaron al programa Primero La Vivienda después de intentar en numerosas ocasiones obtener financiamiento para su casa “No cumplíamos los requisitos que piden las urbanizadoras, entonces hace tres años buscamos un terreno, fue la mejor decisión que pudimos haber tomado. Ya después una amiga que trabaja en la UCA nos comentó que existía esta opción, ella nos hizo la cita, fuimos y vimos los procedimientos, nos gustaron los modelos que trabajan y lo vimos accesible” señala Meza.

Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido  Casa entregada, un sueño cumplido

Ellos además obtuvieron del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR) exoneración de IVA sobre sus materiales de construcción. Esta es una muy buena oportunidad que las familias pueden aprovechar para reducir costos.

Tener casa propia es una alegría que involucra a toda la familia. Los dos hijos de Katty y Augusto tienen varios días de sentirse ansiosos por conocer su nuevo hogar “Hasta en octubre nos mudamos definitivamente a nuestra casa y nuestros hijos ya están pensando en lo que harán cuando esto suceda, es una ilusión muy grande para ellos” señala Meza.

Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido

Pero no son los únicos “Este es definitivamente el momento más importante de mi vida después de mi matrimonio y el nacimiento de mis hijos, tener casa propia es una experiencia increíble después de haber andado alquilando cinco veces” expresa Velásquez. “Te puedo decir que ver el avance, como iban levantando los muros ha sido lo más emocionante. Ya he soñado con la casa, con vernos instalados, ver a mis hijos en sus cuartos, compartir momentos que pasemos juntos dentro de la sala, invitar amigos y familiares, tengo mucho terreno así que ya estoy pensando en que voy a llenar de árboles colgantes, hortalizas y frutales” manifiesta Meza con una risa sonora.

Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido

El modelo que seleccionaron es el Esmeralda, con una ampliación de 20 metros en el área de lavandería. Tiene tres tipos de piso, cielo raso, ventanas tipo corredizas. “Yo escogí los colores, de hecho quise que fueran cálidos porque me gustan esas tonalidades, a mí me proyectan el calorcito de mi hogar” dice Meza.

Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido Casa entregada, un sueño cumplido