55 Aniversario Asociación Roncalli

6 de marzo 2017

La alegría de una casa propia La alegría de una casa propia La alegría de una casa propia La alegría de una casa propia

El Sábado 4 de marzo Asociación Roncalli-Juan XXIII en alianza con BANPRO-Grupo Promérica hicieron entrega de una casa a los señores Ernesto Luna y Carolina Escobar quienes en compañía de sus dos pequeños hijos recibieron las llaves de su nuevo hogar.


“Pedíamos una casa donde pudiéramos estar los cuatro. Era un sueño que se construyera aquí porque compramos este terreno hace tres años cuando éramos novios, es una bendición de Dios”, expresó emocionada la Sra. Carolina. Ahora, podemos tener algo propio y disfrutar lo que es nuestro, que es un legado para nuestros hijos”, mencionó el Sr. Ernesto.

La alegría de una casa propia La alegría de una casa propia La alegría de una casa propia La alegría de una casa propia 

La alegría de una casa propia La alegría de una casa propia

 

La casa ubicada en Cedro Galán es un nuevo modelo Esmeralda de 73.76m2 con dos habitaciones, un baño y área compartida de sala-comedor-cocina con una amplia puerta de vidrio corrediza que da al patio lateral para gozar de la naturaleza. Los nuevos diseños de vivienda se han venido mejorando con la experiencia, el Msc. Edwin Novoa director de Asociación Roncalli-Juan XXIII señaló al respecto: “Nosotros aprendemos de lo que plantean nuestros clientes e incorporamos sus ideas, les felicitamos por los planes que tienen hacia adelante.”


El Lic. Emilio Peralta, Gerente de Fideicomiso de BANPRO, felicitó a las familias por el esfuerzo realizado expresando a continuación: “Me sumo al equipo de Juan XXIII de compromiso con la calidad, el que ustedes se sientan satisfechos nos deja la satisfacción de que el proyecto va caminando, hasta hoy tiene cero mora”.


Con esta nueva entrega de vivienda, suman 37 familias las que han logrado acceder al programa de Fideicomiso para el Desarrollo Inmobiliario, suscrito entre la Asociación Roncalli-Juan XXIII y BANPRO-Grupo Promérica, dirigido a las familias que han hecho un esfuerzo en la compra de su terreno.